6ª MORADA

SE ENCUENTRA EL ALMA ENAMORADA TOTALMENTE DE ESTE PROMETIDO SUYO, EL SEÑOR DE LOS CIELOS, busca ahora más soledad y más tiempo para estar a solas con El.

 

 

ESTÁ YA TAN ESCULPIDA EN EL ALMA LA HUELLA DEL AMOR DE DIOS, que todo deseo es volver a sentirlo. Ya el alma no desea otro amor, ni otro esposo. Este amado esposo no mira estos grandes deseos del alma de consumar ya este espiritual matrimonio; se hace desear más y más.

 

 

EN ESTA MORADA SE DA LA SEQUEDAD Y EN ALGUNAS OPORTUNIDADES LA LLAMADA NOCHE OSCURA DEL ALMA.Ya el alma nada entiende, ni lo de antes de iniciar el ingreso a su castillo interior, ni lo que le ocurre ahora. Esta nublado por completo su entendimiento. Sin embargo, la certeza de que está en el

camino de Dios y la ilusión de volver a sentirlo de esa manera tan especial que conoce, le permiten pasar por esta etapa tan dura espiritualmente.